La utilización de Mapas en el Business Intelligence es actualmente un requisito imprescindible para los analistas. Volcar la información en un mapa permite su análisis desde una perspectiva geográfica. ¿Qué ventajas tiene? En primer lugar, visualizar rápidamente relaciones complejas difíciles de detectar mediante otros modos. En segundo lugar, identificar patrones de datos en un área geográfica concreta. Por último,  anticipar tendencias de variables, de una forma ágil.

Los Mapas en Tableau: tipos y usos

Mapas de símbolos proporcionales.

Es un tipo de mapa ideal para visualizar y analizar datos cuantitativos. Se utilizan para representar totales asociados a superficies. Por ejemplo, la cantidad de habitantes en un determinado territorio. Técnicamente son útiles para representar cualquier dato. En primer lugar totales. En segundo lugar proporciones. Por último, pueden también aplicarse en la visualización de razones. Para casos de uso en que sea necesario representar densidades es más recomendable otro tipo de mapas.

Mapas de coropletas.

Conocidos en Tableau como “mapas rellenos” son de increíble utilidad para la fácil visualización de proporciones y densidades. Ideales para representar datos que sean de naturaleza discreta. Por ejemplo, cantidad de pacientes de una determinada dolencia por cada mil habitantes. No muestran valores individuales específicos, sino la distribución general del dato cartografiado.

Mapas de puntos.

Tipo de mapa recomendable para mostrar ubicaciones aproximadas y visualizar clústeres.  La información cuantitativa se representa por puntos. Cada punto representa un valor y su repetición muestra la distribución de un fenómeno. Útiles para identificar patrones espaciales mediante la distribución de datos en una región geográfica concreta. Por ejemplo, en meteorología, si desea ver en qué regiones de España cayeron más precipitaciones.

Mapas de calor.

De mucha utilidad para visualizar rápidamente densidades. Por ejemplo, en qué establecimientos de una cadena comercial se concentran más personas y cuáles son los menos concurridos. En este tipo de mapa se agrupan marcas superpuestas utilizando un código de colores según el número de marcas en el grupo. Los mapas de calor ayudan a identificar las ubicaciones con mayor o menor número de puntos de datos.

Mapas de flujo.

Es un tipo de mapa que muestra movimientos lineales. De aplicación para conectar rutas de un mapa y ver el comportamiento lineal de una variable, desde la perspectiva geográfica. Por ejemplo, el monitoreo de tormentas durante un periodo de tiempo. Suelen utilizar datos de tipo nominal, ordinal o de intervalo.

Contacte con Nova Praxis si desea profundizar en la riqueza funcional que ofrece Tableau.