La Cloud pública tiene numerosas ventajas, pero la seguridad, familiaridad y sentido de salvaguarda de lo privado resulta relevante, por lo que es importante entender una solución hibrida.

El concepto de Cloud híbrida o las aplicaciones híbridas pueden definirse como la combinación de varios entornos de la nube pública y la nube privada o aplicaciones OnPremise.

Que formas de gestión de la información podemos encontrarnos ahora mismo en una organización:

  • Aplicaciones OnPremise: El entorno OnPremise trabaja con Centros de Procesamiento de Datos (CPD) de la propia organización. (Los servidores se encuentran físicamente dentro de la infraestructura de la empresa)
  • Cloud: El entorno Cloud trabaja con servidores remotos alojados en internet, a cargo de la propia empresa (Cloud privada) o de un tercero (Cloud Pública como Microsoft Azure o Amazon Web Services). Los servidores Cloud pueden estar alojados en cualquier lugar y se utiliza para almacenar y administrar los datos de una organización.

Ambos entornos, OnPremise o Cloud tiene sus ventajas y desventajas.

Mientras que en el entorno OnPremise puedes tener un control absoluto sobre toda la información de tu organización con la capacidad para mantener y asegurar la seguridad y privacidad de la información, el entorno Cloud proporciona una mayor rapidez y control a la hora de implementarlo, así como un bajo coste y escalabilidad.

Sin embargo, ambos entornos tienen pros y contras. En el caso de los entornos OnPremise tienen un mayor coste de mantenimiento, su espacio es limitado y se necesita mucho más tiempo a la hora de escalar la solución. En los entornos Cloud, la organización puede que tenga un control limitado sobre sus datos y es posible que se tenga poco conocimiento sobre cómo el proveedor aloja los datos.

Por ello, parece claro pensar que, un entrono colaborativo entre ambos, puede suponer un gran beneficio en las organizaciones.

aplicaciones hibirdias

Aplicaciones Híbridas. Un buen equipo de trabajo entre Cloud y Onpremise.

A pesar de que ambos entornos, OnPremise y Cloud tienen diferencias, pueden trabajar juntos en un entorno híbrido y conseguir grandes beneficios para la organización como, por ejemplo, mejorar las prácticas de seguridad, realizar una gestión del trabajo más simple y eficiente ya que es escalable y puedes modificar con flexibilidad los elementos que no desees tener ubicados en la propia empresa, ahorrando en costes de mantenimiento de aquellos componentes que se hayan externalizado.

Además, en el mejor de los casos, la aplicación híbrida conectaría ambos sistemas con facilidad para trabajar en un mismo entorno y es la organización quien decide donde almacenar cada elemento. Por ejemplo, puede ser que todos los archivos sujetos a la protección de datos permanezcan en la empresa y que el resto de archivos se guarden en los servidores de la nube.