Finanzas y RRHH, funciones que deberían sincronizarse.

Las funciones de Finanzas y RRHH, aunque bien diferenciadas tienen muchos motivos para integrarse. Con un enfoque colaborativo pueden aportar grandes beneficios a las empresas.

Tradicionalmente los Recursos humanos y las finanzas operan en diferentes ámbitos de actuación. Mientras el primero gestiona el talento, la segunda se ocupa de las previsiones y de los recursos financieros. Incluso los sistemas que utilizan para gestionar sus procesos son distintos.

En muchos casos, el único momento en que ambas funciones adoptan el modo colaborativo es en la elaboración de los presupuestos.

¿Es eficiente este enfoque?

Las organizaciones están descubriendo que para ser competitivas, tienen que romper las barreras entre los departamentos de Finanzas y RRHH. Ambas funciones necesitan compartir datos y sincronizar sus KPIs. Lo anterior impulsaría el éxito de una organización.

Lograr este objetivo significa automatizar e integrar los sistemas de recursos humanos y de gestión financiera. Los beneficios de la integración son enormes. En primer lugar, menores costes. En segundo lugar, operaciones optimizadas. Por último, mayor productividad y mejores decisiones.

Finanzas y RRHH: puntos de contacto

Cada vez que se realiza un cambio en la política de recursos humanos, hay una consecuencia e impacto en las finanzas. Se identifican 34 aspectos claves en los que confluyen ambos procesos. Lo anterior justifica implementar soluciones para su integración. Os comentaremos algunos:

  • Presupuestación

    Los cambios de personal afecta a los presupuestos. Su empresa ha decidido aumentar el número de comerciales. Se deben crear y aprobar nuevos departamentos y sus presupuestos asociados.

  • Compliance

    Las contrataciones de mano de obra temporal, por ejemplo, suelen estar condicionadas a la aprobación de contabilidad. Si finanzas y RRHH están sincronizados, las tareas se reflejarán en los workflow. Los procesos estarán más optimizados y ágiles.

  • Cahsflow Planning

    Un cambio en la estructura organizacional impacta la planificación de efectivo. Por ejemplo, la apertura de una nueva sucursal o fábrica. Las reservas de efectivo tienen que actualizarse según criterios como moneda local y requisitos de nómina, etc.

Contacte con Nova Praxis para profundizar en las ventajas y beneficios de este tipo de proyectos. Somos una consultoría especializada en soluciones para EPM (Enterprise Performance Management).